Patrimonio Mundial

 

 

¿Qué es el Patrimonio Mundial?

El patrimonio cultural y natural forma parte de los bienes inestimables e irremplazables, no sólo de cada nación, sino de toda la humanidad. La pérdida de uno de los bienes más preciados, como resultado de su degradación o desaparición, constituye un empobrecimiento del patrimonio de todos los pueblos del mundo. Se puede considerar que algunos de los elementos de este patrimonio, por sus notables cualidades excepcionales, tienen un “Valor Universal Excepcional"* y merecen, por ende, una protección especial contra los peligros crecientes que los amenazan.

El acontecimiento que suscitó especial preocupación internacional por la protección de estos bienes fue la decisión de construir la gran represa de Asuán en Egipto, con lo que se inundaría el valle en el que se encontraban los templos de Abú Simbel, un tesoro de la antigua civilización egipcia. En 1959 la UNESCO decidió lanzar una campaña internacional a raíz de un llamamiento de los gobiernos de Egipto y Sudán. Se aceleró la investigación arqueológica en las áreas que iban a ser inundadas. Los templos de Abú Simbel y Filae fueron desmontados, trasladados a terreno seco, a un terreno próximo más alto y montados de nuevo.

La campaña costó cerca de 80 millones de dólares, la mitad de los cuales fueron donados por 50 países, lo que demostraba la importancia compartida entre las naciones para la conservación de sitios culturales excepcionales. El éxito de esa campaña condujo a otras campañas de salvaguarda tales como la de Venecia en Italia, la de Moenjodaro en Pakistán y la de Borobodur en Indonesia, por sólo citar algunos.

Consecuentemente, la UNESCO inició con ayuda del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) la elaboración de un proyecto de convención sobre la protección del patrimonio cultural.

La idea de combinar la conservación de los sitios culturales y la de los sitios naturales surge en una conferencia en 1965 en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, donde se pidió que se creara una “Fundación del Patrimonio Mundial” que estimulara la cooperación internacional para proteger “las zonas naturales y paisajísticas maravillosas del mundo y de los sitios históricos para el presente y para el futuro de toda la Humanidad”. En 1968, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y sus Recursos (UICN) elaboró propuestas similares para sus miembros, las cuales fueron presentadas a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente Humano organizada en Estocolmo en 1972.

Por último, todas las partes interesadas se pusieron de acuerdo respecto a un solo texto. Es así como la conferencia General de la UNESCO aprobó el 16 de noviembre de 1972 la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural (La Convención de 1972)

 

 

* Valor Universal Excepcional significa una importancia cultural y/o natural tan extraordinaria que trasciende las fronteras nacionales y cobra importancia para las generaciones presentes y venideras de toda la Humanidad. Por lo tanto, la protección permanente de este patrimonio es de capital importancia para el conjunto de la comunidad internacional. El Comité define los criterios de inscripción de los bienes en la Lista del Patrimonio Mundial.

 

 

 

Definiciones tomadas de la “Carpeta de información sobre el Patrimonio Mundial y las Directrices Prácticas para la aplicación de la Convención del Patrimonio Mundial”. Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO.