Patrimonio Mundial

 

 

La Convención de 1972

A fin de garantizar al máximo la identificación, la protección, la conservación y la presentación adecuadas del Patrimonio Mundial, los Estados Miembros de la UNESCO aprobaron en 1972 la Convención del Patrimonio Mundial. La Convención prevé el establecimiento de un “comité del Patrimonio Mundial “ y de un “Fondo del Patrimonio Mundial”. El Comité y el Fondo fueron creados en 1976.

Este tratado fue ratificado por el Estado peruano mediante la Resolución Lesgilativa N° 23349. La Convención tiene alcance a todo el patrimonio cultural de los países miembros, por tanto, al conjunto del patrimonio cultural de la nación peruana.

Desde la Convención de 1972, la comunidad internacional adoptó el concepto de “desarrollo sostenible”. La protección y la conservación del patrimonio natural y cultural constituyen una contribución notable al desarrollo sostenible. 

La Convención tiene por objeto identificar, proteger, conservar, revalorizar y transmitir a las generaciones futuras el patrimonio cultural y natural de Valor Universal Excepcional.

Los criterios y las condiciones para la inscripción de bienes en la Lista del Patrimonio Mundial se han establecido para evaluar el Valor Universal Excepcional de éstos y orientar a los Estados Partes en la protección y la gestión de los bienes del Patrimonio Mundial.

Cuando un bien inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial está amenazado por peligros graves y concretos, el Comité considera su inclusión en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro. Si se destruye el Valor Universal Excepcional del bien que justificó la inscripción en la Lista del Patrimonio Mundial, el Comité considera la posibilidad de excluir el bien de la Lista.

Cada Estado Parte en la Convención, va a procurar dentro de lo posible con el fin de garantizar una protección y conservación eficaces y revalorizar lo más activamente posible el patrimonio cultural y natural situado en su territorio y en las condiciones adecuadas de cada país, lo siguiente:

a)Adoptar una política general encaminada a atribuir al patrimonio cultural y natural una función en la vida colectiva y a integrar la protección de ese patrimonio en los programas de planificación general;

b)Instituir en su territorio, si no existen, uno o varios servicios de protección, conservación y revaloración del patrimonio cultural y natural, dotados de un personal adecuado que disponga de medios que le permitan llevar a cabo las tareas que le incumban;

c)Desarrollar los estudios y la investigación científica y técnica y perfeccionar los métodos de intervención que permitan a un Estado hacer frente a los peligros que amenacen a su patrimonio cultural y natural;

d)Adoptar las medidas jurídicas, científicas, técnicas, administrativas y financieras adecuadas para identificar, proteger, conservar, revalorizar y rehabilitar ese patrimonio y;

e)Facilitar la creación o el desenvolvimiento de centros nacionales o regionales de formación en materia de protección, conservación y revalorización del patrimonio cultural y natural y estimular la investigación científica en este campo.

•La Convención para la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural (París, 1972) es un tratado y la norma más importante para la conservación de los bienes de valor universal excepcional; que exige se conserven como legado para toda la Humanidad.

•El Estado peruano ratificó el tratado , mediante Resolución Legislativa N°23349, comprometiéndose así a conservar no sólo el Patrimonio Mundial si no también el patrimonio nacional en su totalidad.

 

 

Definiciones tomadas de los “Textos básicos de la Convención del Patrimonio Mundial de 1972” , de la “Convención para la protección de sitios del patrimonio mundial y natural de Unesco 1972”. y del Art. 56 del Reglamento de Organización y Funciones [ROF] del Ministerio de Cultura).